Solo Lideres

Dragones de Asia: Una ruta por Vietnam, Camboya, Tailandia y Singapur

Ya hemos coincidido nosotros, aquí te incluyo, que viajar nos apasiona a todos en poco o en gran medida. Podríamos decir que cada uno de nosotros lleva en su ADN esa pisquita de conquistador de nuevos mundos que nos ha dejado Alejandro Magno. Huella genética o cultural que más da, nos abre la puerta a una nueva aventura en la que decidimos armar una ruta por uno de los destinos más impresionantes del planeta: Asia.

 El gigante de Oriente se encuentra a poco más de veinticuatro horas de vuelo y al menos una escala nos separa de nuestro primer destino. Asia, inmensa y exótica para la cultura occidental, nos sorprende a cada instante. Los pueblos que coronan su extensión son tan diversos como las culturas que la componen, inclusive algunos como India, son un subcontinente en sí, los paisajes se arman y se desarman con la misma gracia que vemos un espectáculo de acrobacia chino, y así, extensos sitios rurales se convierten en un abrir y cerrar de ojos, en ciudades cosmopolitas coronadas por cientos de rascacielos que trepan las alturas sin temor alguno de rozar el cielo.
Oriente es una caja enigmática, abrirla es jugar con el riesgo absoluto de saber que nuestro mundo puede quedar patas para arriba. Hay que dar el salto, animarse a jugar con el Dragón, este ser mitológico que está presente en todas las culturas del Sudeste asiático y que simboliza el poder espiritual supremo: la unión entre lo terrenal y celestial. El conocimiento y la fuerza. El Dragón, mutante absoluto, nos llevará por este recorrido que visita cuatro países: Vietnam, Camboya, Tailandia y Singapur. Un itinerario de veintidós días que nos mostrará un mundo fascinante, un mundo que nunca vimos.
Entonces vamos encontrando en nuestro camino por Asia sitios como la espectacular Bahía de Halong que comprende alrededor de dos mil picos de piedras caliza kárstica que sobresalen en un mar de agua color esmeralda. Las islas boscosas están salpicadas de cuevas que albergan una gran cantidad de especies de aves. El crucero que tomamos para recorrer la bahía se interna lentamente en este paisaje al atardecer. Quedando en nuestra retina una foto que será suficiente para atestiguar la belleza de Vietnam
Más adelante, haciendo un salto en el recorrido porque el espacio del papel no es suficiente para contarlo todo, nos descubrimos al amanecer extasiados en uno de los sitios más bello de nuestro planeta. Aquí volvemos a jugar con la magia de la naturaleza esperando que el sol nos regale la mejor luz para teñir de colores el famoso templo de Ángor Watt: El templo Bayón que es único por sus 54 torres decoradas con más de 200 caras sonrientes de Avalokiteshvara y el popular templo de Ta Prohm, que es el nombre moderno del templo en Angkor, construido en el estilo de Bayon (siglo XII y principios del XIII), probablemente más famoso por ser el lugar donde filmaron la película Tomb Raider.
Luego de visitar Bangkok, llega el sosiego en las playas de Ko Phi Phi donde el mar, la arena y la vida relajada nos invade. Este paradisíaco conjunto de islas ha sido el destino de aquellos que han buscado las playas exóticas, inclusive el director de cine DAnnyt Boyle tomó “Maya Bay” como localización para su película “The Beach” protagonizada por Leonardo Di Caprio. Terminamos el recorrido en Singapur, la ciudad-estado más vanguardista de Asia. Un capítulo aparte. Se luce como la ciudad del futuro. Cae la tarde y Singapur nos despide con una reverencia develando la armonía que hipnotiza al DRAGON DE ASIA, ¿te animas a subirte a la cola del DRAGON? ¿Viajamos?



Texto: Martín Ponce, Gerente Comercial Free Way S.R.L